Vivir el Evangelio – Participantes de Wallingford reflexionan sobre la delegación del 2013

In English

Los delegados de la Iglesia Metodista Unida de Wallingford visitaron Guarjila en julio del 2013. Varios participantes enviaron las siguientes reflexiones sobre su experiencia.

wallingford_guarjila_5Mientras viajábamos de vueltaa casa de nuestro reciente viaje aGuarjila, estaba pensando mucho sobre cómo responder a la pregunta, “¿Cómo te fue el viaje?” o “¿Qué hiciste mientras estabas ahí?” Lo que hicimos, lo que hice, fue conocer a las personas más generosas y cariñosas. Lo que hice fue escuchar una historia tras otra de atrocidades, de la pérdida, de la opresión, y de una capacidad de recuperación increíble. Caminamos donde las personas corrieron por sus vidas, donde una masacre tras otra se llevó a cabo y donde estas personas encantadoras resucitaron su pueblo y sus vidas de la nada cuando regresaron del exilio. Aprendimos de los desaparecidos y que unas pocas agencias determinadas–las organizaciones no gubernamentales–siguen buscando a los seres queridos perdidos. Escuchamos a un empleado joven de la Embajada Estadounidense sugerir que todos deberían simplemente seguir adelante.  Aprendimoscómo nuestro país es cómplice de la continua opresión de un pueblo.

Hemos escuchado el llamado de Dios en la comunidad de la Iglesia Metodista Unida de Wallingford a acompañar al pueblo de Guarjila a medida que trabajan para salvar los hogares de los miembros de la comunidad, a medida que trabajan para poner fin a la existencia de pandillas y otros problemas hoy en día.

Mientras pasan los días desde que regresé, les sigo extrañando a las increíbles personas de Guarjila. Su determinación para que nosotros experimentáramos todo lo que tenían para mostrarnos y para mantenernos seguros al mismo tiempo era incansable. Por todas partes que fuimos, en cada experiencia y actividad, nos acompañaron, nos enseñaron sobre la reciprocidad, la solidaridad, el vivir el Evangelio y traer el reino de Dios aquí y ahora. Es una experiencia que me ha afectado profundamente y no voy a ser capaz de responder con facilidad a la pregunta, “¿Qué hiciste?”

Me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer al Comité de Iglesias Hermanas en Guarjila por el tiempo y la energía que han invertido en la preparación de nuestra delegación. Para todos ustedes que pasaron tiempo hablándonos de sus experiencias y ayudándonos a ser tan completamente preparados para nuestro viaje – ¡gracias! Un agradecimiento especial a Tom Pouliot por su generoso acompañamiento de nuestra delegación. Por todo lo que él hizo antes y durante el viaje, todos le debemos mucho. ¡Gracias!

Fielmente, Rev. Deborah Nelson
————–

wallingford_guarjilaLa Iglesia Metodista Unida de Wallingford tiene muchos pastorales importantes, pero sin duda uno de los más importantes es nuestro hermanamiento con la comunidad de Guarjila Jon Cortina, El Salvador. Por la octava vez en 13 años, una delegación de UMCW ha viajado a la ciudad reconstruida de Guarjila. Llegamos allí para establecer y mantener una relación de fe entre nuestra congregación y la gente de allí.

Puedo decir honestamente de mi experiencia como visitante por primera vez a El Salvador, que recibimos tantas recompensas como las que reciben los salvadoreños a quienes conocemos, con quienes vivimos, viajamos y convivimos. Tres veces, las delegaciones de Guarjila han viajado a Seattle, y creo que también se puede decir que nosotros nos beneficiamos de su presencia como congregación.

Vi a los cuatro jóvenes en nuestro grupo, Abby, Elise, Windsor, y Daniel, crecer y expandir horizontes ante nuestros propios ojos. No me sorprenderá si este viaje tenga impacto en las decisiones de vida importantes para ellos, como lo que ha ocurrido a muchos jóvenes que han sido delegados de Iglesias Hermanas en el pasado.

Nuestras contribuciones modestas para financiar Iglesias Hermanas y las becas en Guarjila cosechan grandes recompensas en traer una visión del mundo completamente diferente a nuestras vidas y en nuestras mentes. La gente de allí abre sus hogares y sus corazones a nosotros de una manera que es un emblema del amor cristiano. Ver ese Amor encarnado en tantas partes de la vida de las personas que conocemos sólo puede fortalecernos a nosotros y nuestra iglesia aquí en Seattle.

Muchos de nosotros en la delegación de este año hemos decidido volver otra vez. ¡Véannos crecer ante sus propios ojos!

Bruce Sherman
—————

wallingford_guarjila_2Ir a Guarjila fue el mejor viaje en que he participado, y posiblemente el mejor de mi vida futura. Nunca habría esperado que la gente sea tan amable, acogedora, generosa y paciente (especialmente con nuestro español) con personas extranjeras, compartiendo su tiempo, sus historias y sus hogares con nuestra delegación.

He aprendido mucho de todas las personas con quienes hablamos. Desde el punto de vista de la CIS y los líderes de la UCA sobre la guerra y el estado del país hasta las historias de las personas de Guarjila que lucharon en o sobrevivieron la guerra, aprendí mucho. Aún más invaluable que el conocimiento de su situación era la oportunidad de conectar con estas personas que habían pasado por mucho. Hablar con mi familia anfitriona de los efectos de los cambios recientes en la comunidad, escuchar los relatos de los testigos de las luchas, de masacres, y de ser un refugiado, hablando con un chico de mi edad con nuestro Español e Inglés chapurreados sobre el clima, la música reggae, y cómo él ha decidido ser un padre bueno, debido a la ausencia de sus padres durante toda su vida, y pasando la mitad de los días allí compartiendo actividades con otros estudiantes: todo eso fue algo más personal que lo que jamás hubiera aprendido de leer acerca de lo que había sucedido y lo que está sucediendo.

Al ver las lágrimas en las caras de la gente cuando hablan de problemas nuevos en Guarjila, al ver la esperanza en sus ojos a pesar del cambio, y al sentir la felicidad de ser parte del hermanamiento entre nuestros países me dio esperanza para el futuro y me hizo dar gracias a Dios que algo como esto sea posible. Vuelvo a los Estados con infinitamente más conocimiento sobre el pueblo de El Salvador, con nuevos amigos que nunca me hubiera imaginado que me encontraría, y lo más importante- con una nueva familia.

Daniel Lorigan
————-

El viaje a El Salvador parecía irreal. Toda la preparación parecía tan natural, como si fuera cualquiera reunión, no para prepararnos a volar miles de kilómetros a un lugar lejano. Y nunca realmente me di cuenta que me iba del país hasta estar de pie en el aeropuerto a las 6:00 de la mañana cuando mi padre se fue y me quedé sola con mis 7 compañeros de la delegación. (Lo admito, lloré.) Fue la cosa más miedosa que creo que he experimentado jamás, sobre todo porque yo era la única persona en la delegación que nunca había volado en avión antes, y no tenía ni idea de qué esperar. Si hubiera algún problema, no podría mandarle un mensajito de texto a mi novio o mi padre o mi terapeuta (al menos no después de salir de Dallas). Estaba dejando todo atrás, y al principio no estaba realmente segura de cómo hacerlo o ​​si podría hacerlo sin tener un ataque de nervios. (Ya les digo la respuesta: logré hacerlo sin que esto ocurriera.)

Cuando llegamos a El Salvador, hacía calor y estaba muy húmedo, también hubo mucha actividad y estaba muy oscuro. El pasear en los museos y capillas en los primeros dos días fue muy interesante. Pero en realidad sólo quería ir a Guarjila para ver de qué trataba este hermanamiento, y ahí es donde realmente me di cuenta. Fui a Guarjila para crecer en mi fe. La mayoría de las personas no se da cuenta de lo difícil que es creer en Dios cuando su madre es pastora. Es que cuando uno está expuesto a cosas de la iglesia toda su vida se siente como rutina – no como una relación especial todopoderosa con el creador. Me moría de ganas de arreglar eso, y el irme a Guarjila donde parecía que ellos creen a pesar de la mayor opresión me parecía la mejor manera de hacer esto.

La llegada a Guarjila era muy conmovedora. Y yo sé que suena cursi. Pero era como si uno tuviera amnesia y que está rodeado por personas que lo quieren y se preocupan por uno, pero no tiene idea de quienes son. Era como si el amor incondicional de Dios entrara y nos rodeara y nos mantuviera así durante toda la duración de nuestra estancia. Fue absolutamente increíble. Y a pesar de que … no pude comunicarme bien porque tomé clases del francés en vez del español en la escuela – era la más poderosa experiencia que he tenido. Y estoy segura de que he crecido mucho, tanto en mi fe como de ser humano, porque me he dado cuenta de que todos somos sólo eso – seres humanos. Ser cristiano no significa ser perfecto y que nunca cometemos pecados. Significaquerer a la gente (incluso a extraños y enemigos) en la manera en que la gente de Guarjila nos quiere, simplemente porque se puede.

Abby Fredericksen
—————

wallingford_guarjila_6Elprimer día cuando me dijeron que podía ir a Guarjila yo estaba muy feliz, pero no sabía qué esperar. Mi hermano, Peyton, había ido y le gustó mucho, así que tuve una idea de cómo podría ser. Pero cuando el avión se aterrizó en San Salvador me quedé completamente impresionado-primero por el calory la humedad y luego por las diferencias culturales. El tercer día que estábamos en El Salvador nos dirigimos a una comunidad en Chalatenango llamada Guarjila y ahí es donde comenzó la belleza. Conocí a mi nueva familia. Me cuidaron y me dieron amor como nunca he experimentado antes. Conseguí amistades que nunca habría tenido si no hubiera participado en esta delegación. Sin duda, esta experiencia estará en mi corazón para siempre. Definitivamente se ha cambiado mi vida. No hay duda en mi mente que Guarjila es mi lugar favorito del mundo. Me encantaría volver.

Windsor Goble-Van Diest

About sisterparishinc

Building community across borders.
This entry was posted in Delegaciones, El Salvador, Español, norte al sur and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Vivir el Evangelio – Participantes de Wallingford reflexionan sobre la delegación del 2013

  1. Pingback: Living the Gospel – Wallingford Participants Reflect on 2013 Delegation | sisterparishinc

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s